sábado, 25 de octubre de 2014

6-Desmóntandome la educación infantil

Mi profesión está ligada a la educación. Así que siempre he sido partidaria de escuelas infantiles, educación formal etc.

Cuando me quedé embarazada, intenté hacer la preinscripción a P0 de mi personita en una escuela infantil del ayuntamiento. Al no haber nacido, no me dejaron...

Tuve a personita y mi vida, creencias etc dieron un giro de 180 grados... Aún así, creí conveniente matricularla para empezar cuando hiciera el año, no porque crea que se socializan, si no por creer que sería lo correcto e incluso, con la ilusión que durmiera más de noche. (ilusa de mi!).






Acabé sacándola y renunciando a una plaza pública a las 3 semanas. Ya el primer día, cuando los demás se quedaban media hora, a mi vinieron a buscarme para que me la llevara a los 10 minutos. No pudimos pasar ningún día de la media hora de gritos desgarradores, no dejarse consolar, ni coger, ni acercar siquiera. Si personita tiene, ya de por si, un círculo de confianza mínimo, se redujo a una única persona:Yo.

Empezó a llorar en sueños, a gritar en sueños (ése sueño que ya de por si es escaso). A demandar aún más de todo.

Me dijeron que aguantara, que todos acaban acostumbrándose. Y tal vez si, pero he preferido no hacerla sufrir más, no intentar "adaptarla" a algo a lo que, siento, no está preparada. Antes de ser madre, habría opinado, seguro, sobre la "mamitis".  Y sé que he sido criticada por esto mismo. Me da igual, la verdad.


Ha pasado 1 mes, y justo ésta semana, no ha llorado en sueños.  Y vuelve a aceptar que el abuelo la coja en brazos. Poco a poco, poco a poco...


1 comentario:

  1. Pues yo te aplaudo porque hay que estar muy segura de una misma para retroceder en una decisión tan importante sin escuchar más que las necesidades de tu hija.

    Enhorabuena.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar

Quien soy yo

Mi foto
Un bonito lugar, Spain
De treinta y (muchos) años. Sirve decir que mi espíritu se mantiene joven y que los 40 son los nuevos 20?? Semi neurótica y controladora, una joya. Hace años, la frase que me caracterizaba, para acallar comentarios de la gente que me rodea ha sido "los niños, de lejos y en jaulas". Ahora es "tu me ves con ganas de no dormir en años?" Así evito explicaciones complicadas o directamente mentir descaradamente. No tengo ganas de explicar mis neuras.