sábado, 15 de abril de 2017

Tocando fondo

Hace 10 años, yo NO quería niños. No me veía a mi misma como una madre. Tenía otras prioridades en mi vida, centrarme en una carrera profesional incierta; vida en pareja; en una misma. No me arrepiento, disfruté de mi pasado.

Hace casi 5 años, un día, sin previo aviso, así, con nocturnidad y alevosía, se despertó algo en mi, un deseo, un anhelo... No solo quería, lo NECESITABA. 

Cualquier mujer con ganas de ser madre sabrá a qué me refiero: de repente, todo el mundo se embaraza, ves bebés hermosos por todos lados y sientes que tu también quieres, debes, tener uno.


Quien haya leido éste blog, ya sabrá que no lo tuve especialmente fácil conseguirlo. 

Tuve a "personita", el ser que revolucionó mis días, mis noches; quien me hace pasar de 0 a 100 en milésimas de segundo para seguirle el ritmo. Un chute de energia en estado puro; inagotable, intensa, curiosa, imaginativa...

Hace casi 3 años, me volvió el periodo, y aunque aún tardamos por casa 2 años en saber qué era dormir 4 horas seguidas, decidimos que, visto lo visto, no pusieramos impedimentos.

Llevamos 3 años de decepciones constantes. Yo QUIERO, solo que NO PUEDO. 

Llevo 3 años y 2 abortos. 

Llevo 3 años y 2 FIV sin transferencia por no tener ningún embrión.

Llevo 3 años de decepciones cada 24 días. 

Llevo 3 años de ser, hormonalmente, una mujer de 45 años... Desde los 34. Esto da mucha rabia, por qué a mi? 

Llevo 3 años... Y nulas esperanzas. 

La única opción válida, es la que no soy capaz de aceptar. Yo lo intento, pero tengo MIEDO. Es irracional, lo sé. Me da miedo pensar que acepte y marque diferencias. Tengo miedo de mi misma. 

Llevo 3 años que no me reconozco. No soy yo. Soy un ser obsesionado, que no disfruta del presente. Reconozco que tengo un PROBLEMA.

Necesito pasar página. 

Necesito poner punto. Punto final a ésta historia.

Empezar un nuevo capítulo en mi vida.

Por "personita". Por MI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quien soy yo

Mi foto
Un bonito lugar, Spain
De treinta y (muchos) años. Sirve decir que mi espíritu se mantiene joven y que los 40 son los nuevos 20?? Semi neurótica y controladora, una joya. Hace años, la frase que me caracterizaba, para acallar comentarios de la gente que me rodea ha sido "los niños, de lejos y en jaulas". Ahora es "tu me ves con ganas de no dormir en años?" Así evito explicaciones complicadas o directamente mentir descaradamente. No tengo ganas de explicar mis neuras.