sábado, 6 de mayo de 2017

De nuevo?

Esta semana empecé a encontrarme mal. Nada grave, por suerte: malestar, un poco de fiebre... Y sobretodo inapetencia  y mucho, muchísimo asco.

Como siempre, cuando una mujer en periodo fértil (o sea, lo que supone un porrón de años) va al médico por cualquier circumstancia, siempre me preguntan si no estaré embarazada.

"Como no sea un milagro..."


Pero como buena adicta a los tests de embarazo (los estoy dejando), decidí hacerme uno. 

Reconozco que no era una buena idea. Estaba en mi supuesto día 21 de ciclo (creo), y aunque mi ciclo pasado fue de 23, es encontrarse un negativo como una catedral.

Obviamente FUE negativo.

Peeeeero... Siempre a una le queda la esperanza y lo saqué de la basura. Era blanco nuclear, aunque, qué era eso que me imaginaba? Os juro que veo una raya. El supuesto Padre de la criatura no ve nada, como cualquier persona cuerda que se precie. Yo es que estoy "p'allá". Y me quito mis "gafas-lupa", bajo la luz del sol y de verdad, que bajo el blanco nuclear, veo una marca. En forma de linea. Bizqueo del esfuerzo, y ahí la tengo.

Se que desvario, y se que en unos días, la sangre me destrozará la esperanza.

Como los meses que han de venir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quien soy yo

Mi foto
Un bonito lugar, Spain
De treinta y (muchos) años. Sirve decir que mi espíritu se mantiene joven y que los 40 son los nuevos 20?? Semi neurótica y controladora, una joya. Hace años, la frase que me caracterizaba, para acallar comentarios de la gente que me rodea ha sido "los niños, de lejos y en jaulas". Ahora es "tu me ves con ganas de no dormir en años?" Así evito explicaciones complicadas o directamente mentir descaradamente. No tengo ganas de explicar mis neuras.